el temor de dios

TEMA: EL TEMOR DE DIOS

TRES CLASES DE TEMOR

1.- El temor del hombre es:

El temor de miedo, espanto y terror.

Este temor está presente en todos los seres humanos y también en los animales, hasta los más diminutos, porque Dios lo dejo en nuestro ser y que se manifiesta cuando hay peligro de morir o cualquier tragedia de cualquier índole, en los animales Dios le puso ese instinto de conservación, nadie en el mundo entero puede decir jamás he sentido miedo, tal vez esa persona nunca tuvo un peligro cerca, creo que ni aun así pudiera decir.

En la Biblia hay muchas cosas ej. En 1 Samuel 17:10-11 dice: Y añadió al filisteo: Hoy yo he desafiado el campamento de Israel, dadme a un hombre que pelee conmigo, oyendo Saúl y todo el pueblo de Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo, aun siendo ellos un pueblo guerrero, valientes.

Unos tienen miedo de algunas cosas, otros a otras diferentes y ese miedo cuando es muy grande se convierte en pánico, espanto y terror, de por si el ser humano que no conoce a Dios no hay esa confianza, ni conoce las promesas poderosas de Dios.

Aunque en la angustia claman a Dios que ellos creen. Jonás 1:4-6 dice: Pero Jehová hizo levantar un gran viento en el mar y hubo en el mar una tempestad tan grande que se pensó que se partiría la nave, y los marineros tuvieron miedo, y cada uno clamaba a su dios, y echaron al mar los enseres que habían en la nave, para descargarla de ellos, pero Jonás  había llegado al interior de la nave y se había echado a dormir y el patrón de la nave, se le acerco y le dijo: ¿Que tienes dormilón? Levántate y clama a tu Dios, quizás el tendrá compasión de nosotros y no pereceremos.

Este es el temor del hombre porque fue creado con él o en el hasta que sea el tiempo de que ponga su fe y confianza en Dios Proverbios 29:25; Génesis 9:2; Génesis 32:7; Deuteronomio 2:24-25; Deuteronomio 11:24-25; 1 Samuel 18:28-29; Isaías 51:12

2.- El temor enseñado

Es aquel que viene a través de la Palabra de Dios, en Deuteronomio 31:12 dice:

Harás congregar al pueblo, varón y mujeres y niños y tus extranjeros que estuvieren en las ciudades para que oigan, aprendan y teman a Jehová y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley.

Además la fe viene por el oír la Palabra de Dios Romanos 10:17 en el Antiguo Testamento Dios ordeno que se les enseñe a sus hijos y los hijos de los hijos. Deuteronomio 4:9; Deuteronomio 11:19 dice: Y las enseñaras a vuestros hijos, hablando de ellas, cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes y las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas. En Proverbios 22:6 dice: Instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartara de él.

De manera que todos los Padres cristianos que amamos  a Dios debemos enseñar a nuestros hijos, nietos y bisnietos enseñarles a honrar, amar, temer y servir a Dios, haciendo que ellos aprendan a confiar por ellos mismos y tengan experiencias con Dios, llevarlos a la iglesia para que oigan, aprendan y teman al Dios vivo y real, pero que aun no han conocido personalmente la gracia transformadora de nuestro Salvador Jesucristo.

 Pero por los consejos nuestros se mantienen en la iglesia. Este temor es enseñado Isaías 29:13 dice pues el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí, no es más que un mandamiento de hombres, que les ha sido enseñado.

3.- El temor de Dios

Este temor solo lo tienen el nuevo nacimiento que al recibir al Señor Jesucristo como su salvador personal. En ese momento Dios derrama de su amor, temor reverente, fe, gozo, paz, paciencia, dominio propio, mansedumbre y muchas cosas preciosas Gálatas 5:22 Todo el Nuevo Testamento nos dice: Lo que hemos recibido en Cristo desde allí tenemos el temor de Dios, mire que nos dice el temor de Dios, el temor reverente = reverencia a Dios. El temor del hombre vimos que es miedo, espanto, terror, en cambio el temor de Dios quiere decir fe, obediencia y reverencia. En Génesis 22:10-12 dice: Y extendió Abraham su mano y tomo el cuchillo para degollar a su hijo, entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo y dijo: Abraham, Abraham y él respondió Heme aquí, y dijo: no extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada porque yo conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste a tu único hijo.

Dios conocía todo lo que había en Abraham solo que  Dios quería valerse de esa experiencia en Abraham para tener la oportunidad y el motivo para bendecirlo Génesis 22:15-18  dice: Y llamo el Ángel de Jehová a Abraham por segunda la vez  desde el cielo y dijo: Por mi mismo he jurado dice Jehová que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado  tu hijo, tu único hijo, de cierto te bendeciré y multiplicare tu descendencia  como las estrellas del cielo y como al arena que está a la orilla del mar, y tu descendencia poseerá de sus enemigos, en tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

En este relato o en Abraham había amor, obediencia, fe, temor reverente, ese es el temor de Dios. En el Antiguo Testamento Dios le daba el Espíritu Santo a ciertos siervos cuando tenían un llamado especial además Abraham era profeta de Dios Génesis 20:4-7

4.- Tenemos el temor de Dios para lo siguiente:

1) Para que confiemos en Dios Salmos 112:7-8

No tendrá temor o miedo de malas noticias, su corazón está firme, confiado en Jehová, asegurado esta su corazón hasta que vea en su enemigos su deseo Proverbios 14:26 dice: En el temor de Jehová esta la fuerte confianza Éxodo 14:31 dice: Y vio Israel cuán grande hecho que Jehová ejecuto sobre los Egipcios, y el pueblo temió a Jehová y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo.

2) Para que temamos a su Palabra Habacuc 3:2 dice: Oh Jehová he oído tu Palabra y temí, Salmos 119:161 dice: Príncipes me han perseguido sin causa, pero mi corazón tuvo temor de tus palabras, me regocijo en tu Palabra.

3) Para que aborrezcamos al pecado Proverbios 6:13 dice: El temor de Jehová es aborrecer el mal, la soberbia y la arrogancia, el mal camino y la boca perversa aborrezco.

4) El temor de Dios le aumentara los años de vida Proverbios 10:27 dice: El temor de Jehová aumentara los días, mas los años de los impíos serán cortados.

5) El temor de Dios es la sabiduría   Job 28:28 dice: Y dijo al hombre, he aquí que el temor del Señor es la sabiduría y el apartarse del mal la inteligencia Proverbios 1:7 dice: El principio de la sabiduría es el temor de Jehová Proverbios 9:10

6) El temor de Jehová es vida, reposo y paz Proverbios 19:23 dice: El temor de Jehová  es para vida y con el vivirá lleno de reposo el hombre.

Dios nos dio su temor para que vivamos en paz con todos y así nos evita de iras, contiendas, enemistades y muerte.

7) El temor nos enseña para que nosotros enseñemos a otros Malaquías 3:16 dice:

Entonces los que temían a Jehová, hablaron cada uno a su compañero y Jehová escucho y oyó y fue escrito libro de memoria delante de Él para los que temen a Jehová y para los que piensan en su nombre, y serán para mi especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe, y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Los que temen a Dios siempre están hablando a otros de Cristo.

8) Dios nos ha dado su temor para que nos gocemos en gran manera en sus mandamientos Salmos 112:1 dice: Bienaventurado el hombre que teme a Jehová y en sus mandamientos se deleita en gran manera.

Desdichadamente para algunos los mandamientos de Dios son una carga dura, pesada porque no han gustado la benignidad del Señor y no aman a Dios, porque cuando se ama a alguien nada le parece pesado sino una delicia Salmos 119:97 dice: ¡Oh cuanto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación, mucha paz tienen los que aman tu luz.

9) El temor de Dios en nosotros les alcanza a nuestros hijos Deuteronomio 5:29 dice: ¡Quien diese que tuviese tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos  para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre.

Salmos 112:2 dice: su descendencia será  poderosa en la tierra la generación de los rectos será bendita, bienes y riquezas hay en su casa.