la madurez del cristiano


TEMA: LA MADURES DEL CRISTIANO

El cristiano es como un árbol que comienza con la semilla Mateo 13:24 dice: Les refirió otra parábola diciendo el Reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo pero mientras dormían los hombres, vino un enemigo y sembró cizaña entre el trigo y se fue y cuando salió la hierba y dio frutos entonces apareció también la cizaña Mateo 3:10 dice: Y ya también el hacha esta puesta a la raíz de los arboles, por tanto todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado al fuego Mateo 13:37 dice: Respondiendo El les dijo: El que siembra la buena semilla es el hijo del hombre, el campo es el mundo, la buena semilla son los hijos del Reino es decir nosotros los cristianos, esa buena semilla nace, hemos nacido en Cristo, luego que nace la semilla crece igual que el árbol, luego da su fruto, no puede dar su fruto si primero no crece, luego ese fruto madura para alimentar a muchos, entonces. ¿Entonces que es un cristiano maduro? Es el que ha pasado por todo el proceso que mencionamos ¡Usted sabe! Si no nace no existe nada, hay muchos en las congregaciones que no han nacido de nuevo y pasan años y años pero no dan fruto. En esta parábola dice: que la cizaña estaba en medio del trigo y no se le permitió al siervo que arranque la cizaña para que no se arranque el trigo y dice que la cizaña son los hijos del malo vs 41 dice: enviará el hijo del hombre a sus ángeles y recogerá de su Reino a todos los que sirven de tropiezo y a los que hacen iniquidad y los echaran en el horno de fuego, allí será el lloro y el crujir de dientes. Estamos con la buena semilla “nosotros” entre la semilla hay una que cayó entre espinos que no se seco ni se murió pero que los afanes de la vida ahogaron la Palabra de Dios y se hizo infructuosa= sin fruto, no da buen fruto- Volvamos a la buena semilla Dios nos ha dado los buenos ingredientes para crecer espiritualmente depende de nosotros si tomamos todas esas provisiones, a continuación un ejemplo de los diferentes niveles espirituales del creyente.

1er  Nivel: Bebes Espirituales

Infantil en su hablar y actuar, aun no entienden muchas cosas espirituales, igual que los bebes normales se entiende que es el 1er año de su conversión , no es como muchos se excusan diciendo aun soy un bebé en el camino de Dios pero ya tienen 3 años en el Señor. En este primer año hay que discipular los, que se les graven las enseñanzas de nuestro Salvador dar énfasis en los 4 evangelios para que conozcan a nuestro Señor Jesucristo. Si puede ir a las aguas para ser bautizado diciéndole lo que significa para el cristiano, y si esta cazado (a) con otra persona antes de su pareja actual debe enseñarles que lo hagan porque desean agradar y obedecerle al Señor.

2do Nivel: Niños Espirituales

Son los hermanos o hermanas que ya tienen de 1 año a 2 años en Cristo, en este tiempo necesitan mucho amor porque muchos dicen: me cambio de iglesia porque aquí no hay amor, comience a invitarlo a las actividades de evangelización que aprenda y practique, claro que primero va con otro que evangeliza para que aprenda de los otros hermanos, en este tiempo son presa fácil engaño por las sectas, por ese motivo no deje que su mente este vacía, dele versículos para que se aprendan y oren por los de su casa, no los deje mucho tiempo solos Efesios 4:14 dice: Para que ya no seáis niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina para engañar.

3er Nivel: Adolescentes Espirituales

Desde los 3 años hasta los 4 años hay algunos que entienden, sirven y participan en la congregación, son centrados, prudentes, llenos de virtudes en el Señor Jesucristo, pero lastimosamente no son todos es decir,  son pocos, igual que un adolescente que no está en Cristo, que hay algunos que no son prudentes y no hacen las cosas con ligereza, primero piensan antes de tomar una decisión así también en Cristo, unos crecen y entienden más rápido que otros, algunos o muchos son tardos para oír y para obedecer y son prontos para hablar y eso los mete en problemas, pero gracias a Dios que nos ha puesto pastores, lideres consejeros para guiarnos por el camino justo y recto de Dios con la ayuda del Espíritu Santo y su poderosa palabra que nos enseña y edifica, así como los adolescentes los atrae el mundo, así a los adolescentes espirituales, los atrae las modas, los deportes, los eventos, etc.

Es decir son inquietos, allí se debe aprovechar esa inquietud para las cosas de Dios, las campañas, los aires libres y conferencias.

4to Nivel: Adulto Espiritual

Desde los 5 años hasta los 10 años En esta etapa de la vida espiritual ya desea liderar pero aun les faltan muchas cosas muy importantes para un ministerio como son: firmeza, saber sujetarse, su carácter aun lo traiciona, no han muerto en el yo, creen que lo saben todo pero les falta mucho, tienen los dones pero les falta madurar, la semilla aun no ha caído a tierra Juan 12:24 dice: De cierto, de cierto os digo pues si el grano de trigo no cae a tierra y muere queda solo, pero si muere, lleva mucho fruto. Es decir que los adultos espirituales tienen que someterse más al Señor para alcanzar un liderazgo firme 2 Timoteo 2:1-15

5to Nivel: Maduro Espiritual

Puede comenzar desde los 11 años en Cristo hasta los 20 años, recuerde no es una regla fija del tiempo porque muchos a los 3 años pareciera que son maduros en la fe porque tienen todas las características de estarle, reúnen muchas cualidades preciosas pero en si, no han sido puestos a prueba 1 Timoteo 3:9-1 dice: Que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia  y estos también sean sometidos a prueba primero y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles= no merece reprensión. Por otra parte hay también otros cristianos que tienen 2 o 3 años en Cristo pero parecen niños espirituales de cualquier cosa se recienten, por todo murmuran, mienten, hay ira en sus vidas, no entienden la palabra de Dios, aunque en toda su vida cristiana anotan las predicaciones y los versículos, no sé si nunca los revisan en casa o tal vez no lo disciernen como lo dice el apóstol  Pablo a los hebreos. Hebreos 5:11-13 dice: Acerca de esto tenemos  mucho que decir y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuales son los primeros rudimentos de las palabras de Dios, habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad  de leche y no de alimento sólido y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño.

Esto sucede porque entre muchos motivos o por algún su conversión no fue total y su corazón esta embotado 2 Corintios 14:17 dice: Pero el entendimiento de ellos se embotó porque hasta el día de hoy cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado, pero cuando se conviertan al Señor el velo se quitará.

Requisitos de un cristiano maduro 1 Timoteo 3.1-13

Cristiano maduro en la fe es:

Prudente = Piensa antes de hablar.

Irreprensible = Nadie tiene reproche contra él en conducta.

Sobrio = Templado, maduro, honesto.

Decoroso = Honorablemente, pureza, decente.

Hospedador =  Da hospedaje a los siervos de Dios, brindándoles lo necesario.

Apto para enseñar = Todo lo que concierne  a lo que Dios enseña.

No pendenciero = Propenso a las riñas, los pleitos y las discusiones.

No codicioso de ganancias deshonestas = Que no es honesto en los negocios.

No avaro = Que solo piensa en acumular u obtener para sí mismo.

Amable = Cariñoso, gentil, que hay gracia en la persona.

Apacible = Quietud, paz suave en el trato con los demás.

Que ejerza autoridad en el hogar = No bravuconería.

No un neófito = Que no sea niño ni adolescente espiritual.

Tener buen testimonio con los de afuera = Con los que no son cristianos.

Deben ser honestos = Justos, sinceros y razonable.

Sin doblez = Lo que piensa o siente debe ir de acuerdo con los hechos.

Que guarden la fe = No apostatar ni negar la fe.

Limpia conciencia = Transparente, sin nada que lo avergüence.

Que cuide de sí mismo y de la doctrina de Cristo.

Debe tener amor, poder dominio propio para controlarse cuando:

1.- hablen mal de él.

2.- Cuando vienen los problemas de cualquier índole.

3.- Cuando el diablo usa a los inmaduros para hacerle perder la paciencia, más bien debe fortalecerse en Dios para no dar lugar a que el pueblo se desanime, entonces este cristiano es un cristiano maduro para ser instrumento útil en la viña del Señor para ayudar a los creyentes.

Porque:

No hiere a los hermanos con el mensaje aprovechando la Palabra de Dios para herir y porque ha aprendido a recibir un buen consejo y siempre esta gozoso y preparado para toda buena obra.